Horario de atención: 9:00 a 21:00 hrs. todos los días / Atención al cliente: 800-13-333 publicidad.bolivia@bata.com.

Registrate en Bata

NUESTRA HERENCIA


Somos internacionales y locales

Cada legado de éxito comienza en alguna parte. Para la empresa de calzado Bata, ese lugar era el pequeño pueblo ribereño de Zlin, Checoslovaquia, donde tres hermanos Bata reunieron una pequeña herencia de su madre, y oficialmente se establecieron el T. & A. Bata Shoe Company. Era el año 1894 y una historia extraordinaria comenzaba a construirse.


Tomás Bata era un visionario dedicado a servir las necesidades de la gente. En 1904, Bata introdujo la mecanización y la producción masiva de calzado y creó el "Batovka" - un zapato clase obrera notable por su sencillez y estilo, pero ligero y asequible. El nombre Bata rápidamente se convirtió en sinónimo de calidad y valor, y en poco más de dos décadas Bata estaba vendiendo 2 millones de pares de zapatos al año lo que disparo las exportaciones.


A lo largo de toda la década de 1900, incluso en la Guerra Mundial y Gran Depresión, Bata continúo prosperando. En 1931 se empezó a construir fábricas y ciudades enteras, en las afueras de Checoslovaquia. No pasó mucho tiempo para que Bata fuese reconocida como una marca internacional, conocida por su inigualable selección de estilos. Ya para finales de la década de 1930, Bata opera en más de tres docenas de países.


Así como el siglo 20 avanzaba, también lo hizo el alcance internacional de Bata. Cuando los gobiernos comunistas nacionalizaron todas las compañías Bata en Europa del Este, Bata perseveró por reconstruirse a partir de las entidades restantes situadas fuera de Europa del Este. Ampliando aún más el paraguas internacional de la compañía, Thomas J. Bata, hijo del fundador, se mudó de Checoslovaquia a Canadá con más de 100 familias y estableció la empresa de calzado de Canadá Bata. Familias de todo el mundo confiaron en Bata para que les suministren los zapatos a buenos precios, cumpliendo con las distintas necesidades y deseos. A mediados de siglo, la calidad del producto Bata ganó la confianza de millones para así posicionarse como el exportador de calzado más importante del mundo.


A medida que el siglo XX llega su fin, Bata ha construido una relación por generaciones con las distintas familias por más de 100 años. Thomas G. Bata, nieto del fundador, se mantuvo el compromiso de que la tradición en el mercado global emergente. En un movimiento audaz, que reemplazó a las grandes fábricas centralizadas, con instalaciones de producción regionales guiados por cuatro "unidades de negocio significativas" (UMI), cada uno tiene la flexibilidad e independencia para producir calzado que responde a las necesidades específicas de su región. Como resultado, Bata tiene el honor de ser una empresa local en cada país al que sirve.


Es con orgullo que la empresa Bata de hoy mantiene cerca de 5 mil localidades por menor y servicios internacionales a más de un millón de clientes al día. Desde sus inicios hace 119 años, Bata se ha convertido en una empresa global de confianza que ofrece calzado de moda y asequible a todos los miembros de la familia.


Para el SXXI la empresa espera invertir recursos en tecnología de confort, manteniendo la vanguardia del estilo junto con la garantía de calidad y asequibilidad. Ahora, como entonces, creemos que nuestro éxito es el resultado del compromiso con nuestros clientes, y seguimos mirando hacia el futuro mediante la lectura de nuestro pasado.

"Nuestro éxito es construido en el legado de valores y creencias"
Thomas G. Bata, Presidente y nieto del fundador